Nos trató con respeto y escuchó nuestras ideas

Mi padre tuvo un juicio con jurado por asalto en primer grado. Fue acusado erróneamente de apuñalar a otro en el pecho. Si el jurado lo hubiera declarado culpable, habría ido a la cárcel durante 5 a 10 años y luego habría sido deportado. Nuestro abogado, Andrew Jezic, lo representó frente al jurado durante tres días con su socio, Jamie Alvarado-Taylor. Estoy agradecido por lo mucho que tanto el Sr. Jezic como la Sra. Alvarado-Taylor lucharon por mi papá en cada paso del camino, desde la declaración inicial hasta el último día en que el fiscal decidió desestimar todos los cargos antes de que el caso fuera decidido por ¡el jurado! Estoy super feliz de que mi papá sea libre de quedarse en este país sin ningún problema por muchos años más con nuestra familia. Estamos agradecidos con el Sr. Jezic por haber guiado a mi papá a través de esta pesadilla. Siempre nos trató con respeto y escuchó nuestras ideas.

Ir al Inicio